Médiums verdaderos en España

Uno de los fenómenos más intrigantes a los que se enfrenta el ser humano es el de la mediúmnidad, la capacidad por la que una persona es capaz de comunicarse con el más allá, con los seres fallecidos, con los difuntos.

No son capacidades que tenga el ser humano y son sólo unos pocos los elegidos para ser médiums verdaderos en España como en otras partes del mundo. Singularidades que pueden hacer que estén en contacto con seres que ya dejaron este plano de existencia.

Se suele vincular, con frecuencia, a la parapsicología, la espiritualidad y el esoterismo pero, realmente, es algo que posee la persona desde el momento de su nacimiento, ha sido elegida para tenerlo y no sabemos bien el mecanismo por el que una persona pues hablar o ver, o ambas cosas, a aquellos que ya dejaron este vida.

Nuestra experta posee esa cualidad y la emplea en ayudar a otras personas que necesitan de ella para ponerse en contacto con el más allá y hacer de intermediario con la persona que desea hablar con él o ella, por inquietudes, por cómo estará, donde se encontrará… Preguntas que reflejan la preocupación por el ser querido.

Hay diferentes tipos de médium, quizás lo que más nos recuerda esta capacidad es la película “Ghost” donde la protagonista canalizaba y se comunicaba, viendo y escuchando, al espectro del fallecido o, también, la historia extraordinaria de Allison DuBois llevada a la pequeña pantalla a través de la serie “Médium”.

Otras películas son “Más allá de los sueños” o “El sexto sentido” que muestran muy gráficamente el sentir de esas personas que tienen esas cualidades. Es indudable que quién posee este don debe tener una innegable calidad humana y ética.

Los médiums reales son todas aquellos seres humanos que cuentan con un poder sobrenatural el cual orbita sobre ciertas capacidades de clarividencia, capacidades que les sirven para ser la vía para poder comunicarse con el otro lado e, incluso, poder predecir el futuro y servir de perfecta orientación a todos aquellos que llegan hasta su consulta o número de teléfono buscando ayuda en forma de necesarias respuestas. Con nuestra profesional las tendrá.

Médiums en España

Debe tener la seguridad de la alta espiritualidad que tiene la persona y que jamás le ocultará nada de lo que vea o lo que le comunique esa otra persona, que ya no está en el mundo de los vivos, desde el otro lado.

Los médiums de España tienen mucha fama por su trabajo excepcional y por la honradez en todo lo que hacen así como en la capacidad resolutiva de problemas, otra cosa es el mensaje y su veracidad. Obviamente aquí sólo podrá evaluar la persona si lo que le ha dicho es cierto o no en función del conocimiento que se tenía del finado o de conversaciones que se tuvieron y ahora se ponen en boca del médium. Es evidente que si nos dice algo de un tema que se hubiera hablado y que sólo conocen el consultante y el difunto pues la veracidad es absoluto. Ese tipo de demostración es el que podrás tener y acceder a ello.

En muchas ocasiones llaman personas que, por ejemplo, tiene un problema por qué no encuentran un objeto de valor o, incluso, unas escrituras de una casa, esto es importante pues puede afectar a la familia y también a una determinada estabilidad económica.

Desde tiempos remotos se tiene constancia de personas que tienen la capacidad de la mediúmnidad, primero eran los chamanes, los megos, los hechiceros, los que estaban en contacto con lo mágico, quizás por qué se consideraba algo inexplicable y, por tanto ,era casi un don divino.

Los médiums no pertenecen a ninguna creencia en particular ni tienen porqué tenerla, de hecho pueden ser perfectamente asépticos en esa materia carecer de sentimiento religioso y eso los hace más valiosos pues carecen de la subjetividad que le puede dar la religión cuando aplican esta habilidad tan especial que tienen.

Muchas recomendaciones

No es algo que puedan tener de un día para otro desarrollado, deben ir poco a poco, día a día, es una cuestión que puede llevar años hasta tener la experiencia necesaria en tener totalmente disponibles sus capacidades y habilidades. Perfeccionares el camino perfecto pues en un poder sensorial tan elevado que pocos pueden ser los que llegan a ese nivel y mucho menos los que lo ponen al servicio de los demás para ayudarlos en sus vidas como hace nuestra especialista.

En su labor ha  obtenido muchas recomendaciones, personas agradecidas que han hablado de ella de forma muy buena por qué han mejorado en todos los sentidos y por qué es tan particular el poder saber que se ha comunicado en un difunto gracias a ella que impacta, a tener muy en cuenta cosas, detalles, descripciones que sólo sabemos nosotros y que esa persona parece poseer un conocimiento exacto y preciso. ¿Cómo es posible? Lo es por la capacidad tan extraordinaria que tiene.

Sólo son médiums reales aquellos que demuestran la capacidad que tienen de poder comunicarse con otro mundo espiritual ahí es donde se demuestra, con un mensaje coherente, que la persona, en verdad, es lo que dice ser. Muchos se aprovechan de esa circunstancia y se presentan como tales pero, en realidad, no lo son. Puede que cuando llamemos nos hable del futuro y demás pero, ten en cuenta algo, puede ser alguien que sólo tienen conocimiento con el tarot.

Un médium no es un tarotista ni un vidente, puede tener relación con el anterior cuando se le comunica el futuro y lo verbaliza pero no tiene la capacidad de ver el futuro por si sólo sino por qué el difunto se lo está comunicando. Por eso no son lo mismo aunque haya veces que pronostique el futuro. Por si sólo no puede a no ser que sea, como hay muy pocos, un médium-clarividente, en ese caso no sólo puede comunicarse con el más allá sino que también puede hacer algo más importante: ver el futuro.

Igualmente se relaciona a los médiums con los espiritistas y tiene su relación pero no es lo mismo. El médium tiene la capacidad antes referida y el espiritismo es una corriente cuasi religiosa, una doctrina. Las sesiones de espiritismo en la Inglaterra victoriana se hicieron todo un clásico en las que personajes de la fama de Arthur Conan Doyle –el creador del sin igual detective Sherlock Holmes- acudían y participaban activamente.

Capacidades extrasensoriales

El fin de una persona que tiene ese don siempre será la de ayudar a otras personas a mejorar su vida, a ser mejor y tener una pista abierta a la felicidad en un periodo de tiempo determinado. Cuando se establece la comunicación con los seres espirituales se tiene como objetivo primordial la paz espiritual que es una de las corrientes también que se determinan dentro del espiritismo. Se puede ser médium sin ser espiritista, la persona puede poner este don al servicio del consultante y, no por ello tener que constituir una sesión espiritista.

Nuestra experta siempre tratará de ayudarte, es una gran especialista y tienen un gran conocimiento en artes adivinatorias así como unas capacidades extrasensoriales que están fuera de toda duda y se escapa a la razón.

En España han sido determinantes para muchos consultantes que han querido saber más de sus familiares así como de lo que pudiera acontecerle en un futuro. Es de una gran ayuda pues cuando alguien muere, cuando un ser querido muere, se queda la familia como desorientada, como a la que le han quitado un puntal, a veces llega de forma imprevista, con lo cual es mucho más duro. Por eso es tan necesario hablar con ese otro lado. El médium, la médium, siempre debe tratar de ayudar, de guiar, de apoyar y de aliviar, en muchas ocasiones, con el dolor que puede sentir una persona con esa pérdida en el periodo del luto.

Hay personajes muy conocidos que tenían esta capacidad como lo fueron el científico y filósofo Emmanuel Swendenborg, el presidente de México Francisco Madero o el político español Miguel Primo de Rivera, en países donde tuvo un gran auge el espiritismo.

En España entra el espiritismo gracias a los Primo de Rivero que lo introdujeron por Cádiz y Sevilla para, posteriormente a Barcelona, en el siglo XIX, siendo algo que atraía mucho la curiosidad de las clases más pudientes como aristócratas, castrenses, médicos e, incluso, se llegó a relacionar –y en algunos casos fusionar- con la masonería dando origen a algo que trataba sobre todo de enriquecer al ser humano.

Videncia y mediumnidad

Se presentó en las Cortes españolas, en 1873, una propuesta de ley, que no prosperó, en la que se trataba que el espiritismo se impartiera en los colegios, hubiera sido algo revolucionario que habla muy bien de cómo de arraigado estaba y se la seriedad que se imprimía en todo lo que supusiera el contacto con el más allá.

Pero España es tierra de espiritualidad y de personas muy instruidas en artes adivinatorias como pudiera ser el tarot o la lectura de las líneas de la mano o la cristalomancia, igualmente es un punto de referencia de calidad en videncia y mediumnidad.

De lo que se debe siempre es de huir de aquellos que se hacen llamar de esa forma y usan técnicas grandilocuentes que sólo buscan impresionar con un léxico muy historiado, tonos variables de voz y aires de convencer. Debes tener en cuenta que no te deben convencer de nada pues sólo tienen que demostrar ser personas con un poder real en busca de la ayuda a los demás. Desconfía siempre de aquellos que usan esas técnicas pues, posiblemente, sean falsos y sólo busquen apoderarse de tu dinero con buenas palabras y falsos actos.

Con nuestra médium tendrás todas las respuestas que buscas tanto en torno a tu futuro como en torno a cómo se encuentra ese ser querido al que tanto echas de menos, no tienes que dudarlo y siempre será esa opción tan práctica como efectiva con la que quedará satisfecha.

No es lo mismo ir a una vidente que a una médium, ambas pueden hacer muchas cosas por ti, ambas tiene un don de nacimiento que no se puede adquirir de otra forma, no se puede dar en un cursillo de esoterismo de fin de semana o leyendo un libro, no es posible, la única opción es poseerlo desde el momento del nacimiento.

La persona que tiene el don se encarga de trazar esos puentes con el otro plano espiritual y hacer lecturas; la vidente, por medio de la energía, es más una lectura de tipo astral con tramos predictivos que van a medio plazo en la mayoría de las ocasiones.

Ambas cualidades son importantísimas y de una gran ayuda, no suelen ser personas que se anuncien o publiciten y encontrarlas suele ser algo maravilloso por todo lo que pueden hacer por nosotros. Hemos de tener en cuenta la sensibilidad, conocimiento y trayectoria, que tiene y que también aplica a su vida, características que no se consiguen salvo con el desarrollo y crecimiento persona necesario y que lleva años lograrlo.

Encontrar a un buen médium es tan complejo como encontrar una buena tarotista o una clarividente, en España los hay muy buenos pero hay que saber con quién contactamos y en quién depositamos nuestra confianza.

Nunca te dejes llevar por la publicidad que puede leer de tal o cual pues, lo normal es que sea engañosa y falsa, mucho es lo que se promete y poco lo que se consigue. Confía sólo en personas en las que tengas certeza que son buenas, bien a través de amigos o familiares que te la han recomendado o bien por lo que has investigado de ella, es lo mejor y tu futuro te lo agradecerá.

La médium buena está para ayudarte y hará cuanto esté en sus manos para que logres alcanzar tus metas, tus respuestas y tus deseos así como llegar a la felicidad que, seguramente, es lo que deseas.